Filosofía

El Conservatorio de las Rosas trabaja con la música como eje de sus estrategias de formación. Concibe la música como herramienta, no como fin en sí mismo, pues la música desarrolla la sensibilidad, estimula la creatividad y cultiva el trabajo en equipo. La música, además, contribuye al desarrollo equilibrado de los dos hemisferios cerebrales, lo cual se traduce de manera práctica en la adquisición de eficientes capacidades de aprendizaje.

Creemos además que la música sirve al propósito de cumplir exitosamente con los objetivos de los 5 pilares de la educación definidos por la UNESCO para el siglo XXI:

  • Aprender a conocer
  • Aprender a hacer
  • Aprender a vivir juntos
  • Aprender a ser
  • Aprender a transformarse uno mismo y a transformar la sociedad

En ese contexto apreciamos y respetamos la diversidad de credo, raza, sexo, ideología y condición social.

La multiculturalidad es uno de nuestros referentes, no sólo en la letra de los programas que nos definen, sino en la diversidad de nuestros estudiantes y de nuestros maestros.

A nivel lingüístico, nos asumimos como una comunidad bicultural, con el inglés como la lengua franca del siglo xxi, recurso indispensable para que nuestros estudiantes logren sumergirse exitosamente en el mundo global.

Trabajamos con estudiantes en un amplísimo margen de edades, que va del nivel preescolar (maternal incluido) hasta el nivel de licenciatura (pasando, claro, a través de la primaria, la secundaria y el bachillerato).

Así, el Conservatorio de las Rosas es una institución única en México, por su cuidadosa y sutil mezcla de fortalezas.

Es una asociación civil, sin fines de lucro, que opera a través de sus propios ingresos hasta en un 80 por ciento, y que recibe fondos públicos para completar los recursos que requiere su operación.

Misión

Educar a través de la música

Visión

Ofrecer educación de alta calidad para la formación de seres humanos capaces de insertarse exitosa y generosamente en el mundo laboral a nivel nacional e internacional.

1 Me gusta